Nadie conoce su procedencia real, y hasta ahora, poco se conocía de su existencia, salvo por alguna leyenda. Se rumorea que son guerreros y hechiceros legendarios de alguna civilización desaparecida por reverenciar a deidades rivales de Yemayá.
Este enemigo ignora las heridas infringidas por armas de fuego, además de ser un excelente combatiente. Cuando una momia es derrotada, el rival recibe su maldición para toda la vida, aumentando la posibilidad de recibir el abrazo de la muerte.


 

Filters: